Ensalada de Mandarina y Alcachofa


Fresca y deliciosa para la temporada de calor

Una mezcla divertida, llena de color y con balances en el sabor, ideal para acompañar un pescado o unas palomitas de pollo empanizado.

Con un aderezo de jugo de mandarina, miel y ojuelas de chile rojo, te vas a enamorar y siempre se te antojará un poco más!

 

Paso a paso contigo en la cocina

Disfruta de cocinar con México de Antojo

Un clásico de las ensaladas que no puede faltar en los tiempos en que el calor se hace presente.

Ideal para acompañar carnes, asados, de sabor fresco con notas fuertes que despiertan el paladar y te invitan a seguir comiendo.

Ideal para llevar, si gustas agregar más tocino se convertirá en un solo platillo, llena de textura será motivo de un delicioso recuerdo.

 

Porque la cocina es para los valientes

Sigue nuestras recetas y cocina como todo un como profesional

¿El Pollo se lava? La respuesta es “NO”, pero ¿porqué?, el pollo tiene por lo general salmonela entre otros agentes que pueden contaminar, por ello el manejo del pollo es de sumo cuidado y más aún en estas épocas de calor, por ello te explico el mejor manejo del mismo.

Cuando llega a tu casa, de inmediato debe de ir al refrigerador, mantenerlo a temperatura baja o cercana a 2 grados centígrados es fundamental para mantenerlo fresco hasta el momento de cocinar. Te recomiendo cocinarlo el mismo día, máximo al día siguiente, de lo contrario mejor congelarlo, aunque en lo personal siento que no sabe tan bien.

Una vez que te dispones a cocinarlo, sécalo con una servilleta de papel para quitar el líquido que haya soltado, esto sobre una tabla de preferencia plástica, y frótalo con un medio limón para desinfectarlo, y agrega sal, déjalo reposar un par de minutos y está listo para asarse, o cocerse. 

Por el mismo motivo de la salmonela y bacterias que puede portar el pollo no se come crudo o semicocido, siempre, siempre, siempre va bien cocido y sin sangre. 

Si tienes prisa los cubos pequeños o tiras tardan menos tiempo en cocerse, pero asegúrate que partes una porción y revisas que esté bien cocido antes de servir. Si tiene hueso revisa junto al hueso que es lo que tarda más en cocerse así como el centro de la pechuga.

Con este tip comprobarás que el pollo tendrá mejor sabor y estarás seguro al consumirlo.

Una vez que termines de cocinarlo limpia toda la superficie de tu cocina, tabla y cuchillo (tanto la navaja como el mango) con una solución de agua y cloro para evitar contaminación cruzada, esto quiere decir que en el manejo del pollo queden infectadas las superficies y se contaminen los otros ingredientes como vegetales, etc. Y antes de tocar otro alimento serciorate de lavar bien tus manos.